¿A qué jugamos hoy?

02/03/2018
  • Los niños y niñas juegan, es su forma de aprender, crecer y practicar para la vida adulta. El juego es muy importante, tiene que ser espontaneo y libre, y los juguetes son la herramientas que los mayores les damos para que lo desarrollen.

    Es interesante saber que los juguetes no son necesarios para que los pequeños jueguen, son un complemento a su imaginación. Por este motivo los elementos que les damos tienen que contribuir a mantener y fomentar esta imaginación y creatividad, en lugar de adormecerla. Queremos que jueguen los niños, no los juguetes.

    Hemos elaborado una lista de juegos que permiten un juego libre, espontaneo y creativo, todas las propuestas son no sexistas, fomentan valores positivos y se pueden adaptar a cualquier edad. Aunque es una lista larga no es necesario que cada niño o niña los tenga todos, sino que nos tenemos que adaptar a las preferencias de nuestros hijos e hijas, y a nuestras elecciones personales.

     

    Bloques de construcción

    Unos bloques de madera, o un juego tipo lego, que permiten a nuestros pequeños crear nuevos mundos, construir, manipular, apilar e imaginar. Tienen que ser piezas de final abierto, sin instrucciones, que no limiten la creatividad.

    Una muñeca

    Una muñeca, mejor si es de genero neutro, sin funciones “especiales” como llorar o comer, que les permita identificarse con ella y practicar los cuidados y la empatía

    Personajes

    Un grupo de personajes, sean humanos o animales, que puedan habitar los mundos construidos, les ayudan a practicar sus habilidades sociales.

    Pelotas

    Las pelotas son muy versátiles, pueden servir para actividades deportivas, futbol, básquet, etc, pero también sirven para hacer equilibrios, representar una sandía o una barriga de embarazada.

    Material de arte

    El material artístico como papel, pintura, colores, barro, plastilina, tijeras, pegamento,… Todo aquello que permita que los pequeños de expresan libremente.

    Vehículos

    Un coche, un tren, camiones, son parte de nuestra vida, y los niños y niñas sienten curiosidad e interés por ellos. No hacen falta vehículos muy detallados, sino unos que permitan desarrollar movimientos, transporte de personajes u otros elementos.

    Telas y disfraces

    Los disfraces permiten a los niños y niñas ponerse en la piel de otras personas o personajes y vivir aventuras, experimentar y practicar de una forma segura y divertida. No hace falta un disfraz específico para cada personaje o situación, sino que unas cuantas piezas de ropa vieja de sus padres, unas telas, sombreros, gafas, alguna bolsa, mantas, cojines, etcétera se pueden convertir en vestidos y uniformes en las manos de nuestros pequeños.

    Libros

    Los libros gustan mucho a los pequeños, y tener unos cuantos a mano, adaptados a la edad y preferencias, fomenta el gusto para la lectura, y les permite adaptar vocabulario, descubrir historias y personajes.

    Una buena recomendación es destinar un lugar concreto para los libros de la biblioteca, e ir frecuentemente a buscar libros nuevos.

    Juego simbólico

    El juego simbólico es importante y atractivo para los más pequeños, les permite practicar e imitar lo que hacemos los adultos. Para el juego simbólico los objetos cuotidianos son las herramientas de juego, pero si no queremos o no podemos dejarles comida de verdad, cuchillos, martillos o estetoscopios, algunos juguetes pueden suplirlos.

    Otra vez, no hace falta tener un conjunto de herramientas para cada trabajo u oficio, un destornillador puede ser un termómetro y una cuchara puede ser un martillo.

    Elementos naturales

    Una piedra, una hoja, palos, flores, conchas, cascaras de frutos, y cualquier elemento natural puede formar parte del juego, tanto en un juego explicativo como en juego simbólico, donde una hoja puede ser la vela de un barco o la cascara de una nuez puede ser el plato de ensalada de nuestros personajes.

    Juguetes para moverse

    Este tipo de juguetes depende del espacio que disponemos, la edad de nuestros hijos e hijas y su desarrollo. Pero una esterilla, un colchón pequeño, dan mucho juego, así como un sistema de columpios, piezas para subirse encima, etcétera.

    Juego sensorial

    Arena, piedras, pasta cruda o cocida, una panera de los tesoros, troncos, comida, agua, etcétera. Estos juegos estimulan los sentidos, y les permiten descubrir el mundo, experimentar, y crear. No tenemos que descuidar ningún sentido, el tacto es el más evidente, pero objetos que hacen música, olores, colores diferentes, transparencias, temperaturas, y sabores también son importantes.

    El entorno

    La última recomendación no es tanto un juguete como una actitud, hacemos del mundo nuestro espacio de juego. Si nieva, salimos a jugar, experimentamos con la nieve. Si vamos a la playa descubrimos las olas, los animales de las rocas y la arena. Si salimos al mercado conozcamos las frutas y verduras, olemos, toquemos y probemos. Hagamos de cada actividad un juego y una oportunidad de aprender y descubrir.

Nonaina


comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto