Crianza sostenible: esenciales para el recién nacido

06/04/2018
  • Cuando una familia espera un bebé surgen muchas dudas sobre que necesitamos para su llegada.

    Pero la realidad es que nuestros hijos solo nos necesitan a nosotros, que les cuidemos  los queramos. Así que realmente debemos reflexionar sobre que necesitamos los padres y madres para poder atender correctamente nuestro bebé.

  • Pañales

  • Pañales

  • Los bebés no controlan sus esfínteres y por tanto necesitamos unos pañales que nos ayuden a mantenerlos limpios. Si tenemos en cuenta que llevaran pañales cada día durante 2 años o 2años y medio es importante plantearnos que tipo escogemos, como los guardaremos y donde y como cambiaremos el bebé en casa y fuera.

    Los pañales de tela son lo más ecológico para nuestro bebé y para el medio ambiente. No contienen químicos que pueden afectar la piel de los más pequeños, los recursos empleados para su fabricación y mantenimiento son menores, no generan tantos residuos y económicamente son más baratos, sobre todo si queremos tener más hijos.

    Aunque los pañales son la opción más extensa, hay otras como la llamada Elimination Comunication, que consiste en no usar pañales y estar atentos a las señales para que hagan sus necesidades en el baño.

  • Ropa

  • Ropa

  • Los bebés no necesitan ropa, necesitan calor que les ayude a regular bien su temperatura corporal, y la mejor fuente de temperatura es el cuerpo materno (y paterno). Una vez establecido esto, socialmente las personas utilizamos ropa, y por este motivo y para abrigarnos si hace mucho frio, los bebés necesitan ropa.

    No hace falta caer en el consumismo en la ropa de los bebés, solo necesitan ropa cómoda y en cantidad suficiente para adaptarse a nuestro ritmo de lavado y al clima. Por tanto los bebés de invierno necesitaran más cantidad de ropa y ropa de abrigo que los bebés de verano.

    Mejor si la ropa es confeccionada con el algodón u otras fibras naturales ya que permiten una mejor transpiración. Y, si el algodón y los tintes son ecológicos, no contienen químicos, blanqueadores y tintes que pueden irritar su delicada piel. Toda la ropa que ponemos al bebé tiene que ser lavada antes, sea nueva o de segunda mano, por motivos higiénicos.

    Para el lavado de la ropa y los pañales es necesario un detergente, mejor si es ecológicos, sin fragancias y suavizantes para evitar químicos que puedan ser inhalados o absorbidos por la piel de nuestro bebé. Una alternativa ecológica, compostable y segura para el lavado son las nueces del árbol del jabón, o nueces de lavado.

  • Sistema de transporte

  • Los bebés no necesitan nada más que nuestros brazos para ser transportados, pero nosotros necesitamos poder disponer de las manos para atender otras personas o situaciones y por este motivo existen los sistemas portabebés. Podemos optar por el cochecito o bien para un portabebés ergonómico como la mochila, el fular o las bandoleras, y una combinación de los dos sistemas.

    Para escoger un portabebés o un cochecito debemos fijarnos sobre todo en dos aspectos, si es adecuado al peso, medida y desarrollo de nuestro bebé, y si es de calidad y seguro.

    Un tema a parte son las sillitas del coche ya que, si queremos transportar nuestro bebé en este vehículo, es obligatorio utilizarlas.

  • Sitio donde dormir

  • Los recién nacidos pasan muchas horas durmiendo y no siempre lo hacen en el mismo lugar, a veces se duermen en el portabebés, en brazos de sus padres, en el cochecito o en la cama, pero por las noches debemos escoger donde dormirán.

    El mejor sitio para poner el bebé a dormir tiene que ser aquel que le permita, tanto al pequeño como a sus padres, descansar mejor. Hay muchas opciones, des del colecho a cunas de colecho, cunas en la habitación de los padres o en habitaciones separadas, pero tenemos que tener en cuenta que como más cerca se encuentre el bebé más rápido podemos darle el pecho (o el biberón)  volver a dormir todos.

    Es posible que las primeras semanas duerma toda la noche seguida y que después empiece a despertarse, es normal y sano, pero puede comportar ajustes en la forma de dormir de la familia.

  • Alimentación

  • Los bebes necesitan alimentarse y el mejor alimento es la leche materna, pero si no se puede o no se quiere dar el pecho, se tiene que utilizar leches adaptadas para bebés.

    Si se opta para la lactancia materna no es necesario ningún aparato o cojín, como mucho un buen libro sobre lactancia y participar en un grupo de lactancia. Si hay algún problema las matronas, las doulas y las asesoras de lactancia son las más adecuadas para solucionarlo.

    Si se quiere dar leche materna en biberón cuando se vuelve a trabajar o cuando la madre tiene que ausentarse unas horas necesitaremos un extractor de leche, manual o eléctrico, un sistema de almacenaje de la leche y todos los útiles necesarios para dar el biberón.

    Si se opta para la lactancia artificial se necesitan más cosas: biberones, mejor si son de cristal o de acero inoxidable, tetinas de látex o silicona, un sistema de esterilizado de biberones, puede ser un recipiente con agua hirviendo, y la leche artificial. En el mercado hay muchas leches, de origen animal o vegetal para aquellas familias veganas o para bebés con alergias e intolerancias, de ecológicas o no, pero el más importante es alternar diferentes marcas a lo largo del día o de la semana, ya que si por error faltara un componente podría tener repercusiones muy graves para nuestro bebé. También es importante recordar que la leche artificial más adecuada para todos los estadios de la lactancia es la de inicio, ya que es la más procesada y adaptada a las necesidades del recién nacido, las de continuación son más económicas ya que no están tan adaptadas y en bebés pequeños pueden ser perjudiciales.

    Más adelante necesitaremos una pequeña vajilla para nuestro bebé, y podemos optar para darles platos y vasos como los de los adultos o escoger una vajilla infantil, las más sanes y ecológicas son las hechas de fibra de arroz, de bambú, de madera o de acero inoxidable.

  • Limpieza

  • Los bebés se tienen que lavar y por tanto necesitamos diferentes elementos según donde y como hagamos escogido bañar y lavar a nuestro pequeño. Hay familias que optan para comprar una bañerita, un adaptador de bañera, utilizar un cubo o la pica de la cocina y más tarde la bañera grande. También podemos bañarnos con nuestro bebé si así nos sentimos más seguros u optar por ser dos los que bañen al bebé. El más importante es comprobar que la temperatura sea adecuada para evitar quemaduras en los bebés.

    Para la higiene del bebé necesitamos un jabón, mejor ecológico y sin muchas fragancias; toallitas para cambiar el pañal, mejor si son de tela; toallas, mejor de fibras naturales; un cepillo para el pelo y unas tijeras o cortaúñas. Las cremas del pañal o las hidratantes no son necesarias, solo en caso de aparecer una irritación, lesión u otra afectación de la piel y lo requiera.

    En bebés de menos de 6 meses no es recomendable utilizar cremas de protección solar ya que pueden dar alergias, mejor utilizar sistemas físicos como parasoles o un gorrito.

    Las colonias tampoco son recomendables en bebés ya que interfieren en su sistema olfativo y les puede dificultar encontrar el pecho, las colonias que llevan las madres tienen el mismo efecto. Además las fragancias y otras sustancias volátiles como el alcohol en las colonias y perfumes, que son inhalados por nuestro bebé e impregnan su piel, son químicos que pueden ser perjudiciales para ellos.

    También necesitamos todo aquello que la pediatra recomiende para tener cuidado del cordón y el ombligo del bebé.

  • Juguetes

  • Los recién nacidos no necesitan juguetes, sus sentidos están centrados en su madre y en todas las personas que tienen alrededor. Pero hacia los 3 meses ya empiezan a querer tocar, mirar, escuchar, oler y chupar elementos externos y podemos querer darles algún juguete seguro y que estimule sus sentidos sin agobiar al bebé.

    Los juguetes pueden ser elementos cotidianos como las cucharas de madera, o específicas como mordedores y sonajeros.

  • Extras

  • Los extras pueden ser todo aquello que consideremos como no esencial pero que nos facilitara la vida, como por ejemplo un cobertor de invierno para el portabebés, unas mantitas, un para-sol para ir a la playa, un cambiador, etcétera.

    Estas dependerán de cada familia, de cuando nazca el bebé, el tipo de vivienda, actividades o eventos a los cuales debemos asistir, etcétera.

    A pesar de la cantidad de informaciones y publicidad sobre “necesidades” para el bebé que nos llegan des de todos lados, los padres y madres, como consumidores responsables, debemos reflexionar que necesidades nos son propias y cuales nos son impuestas.

Nonaina


comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto