Educando en el consumo consciente

15/03/2018
  • Hoy es el Día Mundial del Consumo Responsable, un día para repensar como consumimos y como producimos. Es necesario plantear la sostenibilidad de nuestro estilo de vida, el consumismo, el usar y tirar y el sobreuso de plásticos y envoltorios.

    Un consumo consciente apuesta para cambiar la economía lineal por una de circular, el usar y tirar por la reutilización, y el consumo impulsivo por un consumo responsable. Y en este cambio, la educación de nuestros niños y niñas tiene un papel clave.

    Eduquemos en el valor de las coses

    Nuestros hijos llegan al mundo sin tener referencias sobre el valor de las cosas, no saben el esfuerzo, el tiempo o los recursos que ha necesitado un producto para ser producido, o para que lo podamos comprar, y es trabajo de los adultos enseñárselo.

    Si nosotros respectamos los objetos que tenemos, no malgastamos la comida, reutilizamos, arreglamos y reflexionamos antes de comprar, nuestros hijos entenderán el valor que tienen y aprenderán a reflexionar y a valorar cada decisión de consumo.

    Eduquemos en la procedencia

    Cada objeto proviene de algún sitio, alguien lo ha fabricado, el material ha salido de algún lugar y ha necesitado recursos para existir; pero muchas veces todo esto es invisible.

    Educar a nuestros pequeños en saber la procedencia y el impacto que la fabricación del objeto o servicio ha tenido sobre el medio ambiente o las personas, es imprescindible para que puedan valorar la sostenibilidad, los valores y el impacto de su consumo.

    Eduquemos en el uso

    Vamos a la biblioteca y cogemos un libro, tenemos cuidado que no se rompa, lo disfrutamos y lo devolvemos para que otro pueda hacerlo. Utilizamos vasos de cristal y aprendemos a vigilar y a que si caen al suelo se rompen.

    El uso que damos a los objetos tiene que reflejar el valor que tienen para nosotros, a cuidarlos y a no malgastarlos se aprende con el ejemplo.

    Eduquemos en el respeto al medio ambiente

    Las decisiones de consumo que tomamos no solo afectan a nuestro hogar, impactan a todo nuestro entorno, consumen recursos naturales, crean polución, destruyen ecosistemas, etcétera. Como adultos tenemos que tenerlo en cuenta y explicar a los más pequeños como y porque nuestras decisiones repercuten en la naturaleza.

    Eduquemos en el impacto social

    Otro impacto invisible de la producción y consumo es como afecta a las personas, las condiciones laborales, los salarios dignos, la protección frente a productos tóxicos o accidentes, el trabajo infantil o el esclavitud, los grandes vertederos en los países “subdesarrollados” donde los países ricos envían sus desechos, el impacto sobre las salud de los habitantes próximos a las fábricas, la utilización de recursos como el agua o la comida en las grandes explotaciones ganaderas y que deja a las personas sin, etcétera.

    Los padres y madres debemos educar en el respeto a todas las personas y no participar en economías que no lo hagan, de esta forma, nuestros actos estarán en sintonía con nuestros valores y lo que queremos enseñar a nuestros hijos e hijas.

    Eduquemos en la necesidad

    Por último, pero no menos importante, tenemos que educar a nuestros pequeños en la consciencia de nuestras necesidades. ¿Qué necesitamos realmente? ¿Qué es un lujo? ¿Qué un capricho? ¿Qué queremos realmente y qué nos impone la sociedad?

    Ayudar a nuestros hijos e hijas a entender que para vivir necesitamos pocas coses, a no dejarse influir por la sociedad, la televisión, o el “todo el mundo lo hace/tiene” y a desarrollar un sentido crítico para poder reflexionar sobre quien son, que necesitan, y que quieren, y poder formar su propia personalidad.

     

    Nuestras decisiones y nuestro consumo pueden tener un impacto positivo o negativo, y solo depende de nosotros. El cambio empieza en la educación.

Nonaina


comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto