Lactancia materna, la alimentación ecológica para bebes

01/02/2018
  • La lactancia materna es la alimentación natural de nuestros bebes, es la más sana para la madre y sus hijos, y es mucho más que alimentación, es intimidad, amor, seguridad, confianza,…

    Pero la lactancia materna también es la alimentación más ecológica para el medio ambiente y para la salud. Vamos a ver por qué.

  • La lactancia materna no tiene envase

  • La leche sale directamente del pecho, donde se origina, y proviene de lo que comemos y de la grasa acumulada durante el embarazo. Por tanto no está en contacto con plásticos u otros materiales que pueden alterar la composición de la leche o que puedan desprender partículas.

  • La lactancia materna no consume energía ni recursos

  • Para la producción de cualquier alimento existe un gasto energético y de recursos más o menos elevado. Si consideramos la lactancia materna como producto alimentario, observamos que solo comporta un gasto de alrededor de 150 calorías ingeridas diariamente, aproximadamente un plátano y medio. Al no necesitar envases, biberones, ni otros complementos no aumenta su gasto energético y de recursos en elementos no alimentarios innecesarios.

  • La lactancia materna no genera residuos

  • Ni envases, ni restos alimentarios. El bebé extrae solo la cantidad de leche que necesita directamente del pecho. En caso que la madre necesite discos de lactancia, puede encontrarlos reutilizables de algodón, con una vida útil de muchos años y múltiples bebés.

  • La lactancia materna no apoya grandes grupos industriales

  • La lactancia materna no depende de empresas, industrias ni máquinas para ser producida, distribuida o suministrada; solo depende de la disponibilidad de la madre y el hambre del bebé.

    Esto implica que no necesita envases, transporte, publicidad, etcétera, que generaría residuos y un gasto energético innecesarios.

  • La lactancia materna no daña el medio ambiente

  • Es una alimentación limpia y sostenible para el medio ambiente porque no genera residuos, ni utiliza energía o recursos, ni necesita maquinas o industrias.

  • La lactancia materna no participa de la explotación animal

  • La lactancia materna no necesita productos procedentes de la explotación animal sino que es un producto natural que generamos las mujeres específicamente para nuestros bebés.

  • La lactancia materna entrena el paladar de nuestros bebés y crea las bases de una buenas alimentación

  • Los bebés se ven expuestos a los sabores de la comida de su madre a tevés de la leche, esto les permite conocer y acostumbrarse a una alimentación saludable y variada.

    La lactancia materna comporta una autorregulación del hambre que ayuda a los bebes a saber cuándo están saciados, ayudando a evitar el sobrepeso en su vida adulta.

Nonaina


comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto