Residuo Cero

18/01/2018
  • En los últimos años ha salido un movimiento para reducir los residuos que provocamos llamado Zero Waste o Residuo Cero en nuestro país. Este movimiento quiere concienciar la población de la cantidad de productos innecesarios que utilizamos, que generalmente tienen una vida útil de minutos o segundos, y que no tienen un propósito a parte del consumo, como pueden ser envases de plástico, cubiertos, platos y pañuelos de un solo uso.

  • Para conseguir su objetivo este movimiento se basa en:

    Rechazar todo aquello que no necesitamos y que es de un solo uso. Por ejemplo los cubiertos de pastico, los pañuelos de papel, las bolsas,…

    Reducir los residuos, por ejemplo envases de productos, el derroche alimentario,… Por este motivo buscamos productos a granel, de proximidad y tomamos consciencia de lo que compramos y consumimos en todo los estadios de su producción, uso y desecho.

    Reutilizar todo aquello que sea reutilizable. En este sentido utilizamos productos reutilizables, como cantimploras para el agua, compresas y pañales de tela, fiambreras, cañas para beber reutilizables en vez de las de un solo uso. También implica la reutilización de todo aquello que ha acabado su vida útil pero que aún se pueden utilizar, como por ejemplo los frascos de cristal de conservas una vez vacíos se pueden usar de fiambrera para las sobras de comida, o las camisetas viejas para hacer pañuelos o trapos.

    Reparar todo aquello que se rompe, tanto si es un electrodoméstico como si se descose la costura de la ropa. Si se puede reparar no lo tiremos.

    Dar o Regalar todo aquello que ya no utilizamos pero que está en buenas condiciones. Se puede regalar a familiares o amigos, o si no a una asociación u organización, los libros viejos de nuestros hijos se pueden dar a colegios o casales, o se puede participar en intercambios de ropa.

    Compostar todos aquellos residuos compostables, como pieles de frutas y verduras. Se necesita una compostadora doméstica, que podemos comprar o fabricar nosotros mismos reutilizando materiales que ya tengamos.

    Reciclar, como última opción, todo aquello que no hayas podido rechazar, reducir, reutilizar, repara, regalar, o compostar. Es importante saber que el reciclaje no es una solución, ya que la cantidad de energía, agua y recursos necesarios para el reciclaje son elevados. Hay muchas cosas que no son reciclables y terminan en vertederos, contaminando la tierra y el agua. Hay muchos plásticos que no se pueden reciclar, como por ejemplo los pañales y las compresas que tardan más de 400 años (se cree, porque aún no hace suficientes años que lo utilizamos para poder saberlo con seguridad) a degradarse, además los excrementos no se compostan dentro los pañales y pueden filtrarse en fuentes de agua y contaminarlas.

    Por último, tenemos que tener en cuenta los residuos invisibles, como pueden ser la energía el agua, los combustibles, las condiciones laborales, los contaminantes, etcétera que forman parte de la producción de los productos, y escoger producciones de proximidad, ecológicas, de comercio justo, de bajo impacto ambiental,…

    Por tanto, si queremos reducir nuestra huella medioambiental, y reducir la cantidad de residuos que provocamos, tenemos que recordar las 7 R’s: Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Regalar, Compostar (Rot en inglés) y Reciclar.

Nonaina


comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto